Captura de pantalla 2020-07-15 a la(s) 1

Premio Nacional 2020: la poesía tiene el sello Mujer

El colectivo de escritoras feministas AUCH! (Autoras chilenas feministas) rechaza la escandalosa discriminación histórica que ha negado el debido reconocimiento al aporte de las escritoras chilenas y declara que, rechazando la lógica de la competencia que divide a las mujeres creadoras, apoyará a todas las candidatas nominadas para obtener este galardón.
Nos importa resaltar la deuda histórica que el país mantiene con la literatura de mujeres, en general, y con las poetas en particular, y denunciar el sesgo machista que ha imperado tanto en la conformación del jurado, en la nominación de las autoras, y en su premiación desde que se creó el Premio Nacional de Literatura en 1942.
Exigimos que este año 2020 comience a revertirse la discriminación de género que ha imperado en el premio literario más importante del país: en 54 premiaciones solo lo han obtenido 5 escritoras: cuatro narradoras –Diamela Eltit (2018), Isabel Allende (2010), Marcela Paz (1982), Marta Brunet (1962)– y apenas una poeta: Gabriela Mistral (1951).
Recordamos, asimismo, el vergonzoso hecho de que Gabriela Mistral lo obtuvo seis años después de haber sido reconocida con el Nobel, máximo galardón de la literatura internacional y que fue la primera y la última poeta chilena en recibir el Premio Nacional de Literatura (hace casi 70 años)
La deuda histórica que Chile mantiene con sus poetas mujeres no ha hecho sino aumentar con la falta de reconocimiento a autoras del calibre de Cecilia Vicuña, Soledad Fariña, Heddy Navarro, Eugenia Brito, Teresa Calderón, Marina Arrate, Graciela Huinao, Verónica Zondek, Maha Vial, así como las tres grandes poetas postuladas al Premio de este años: Carmen Berenguer, Elvira Hernández y Rosabetty Muñoz.
Jamás podrá saldarse esa falta con las mujeres que, en su momento, el jurado no eligió premiar y que ya fallecieron: Winétt de Rokha (Luisa Anabalon Anderson), Violeta Parra, Luz de Viana, Bárbara Délano, Stella Díaz Varín y Cecilia Casanova. O los que en 1978 le entregaron el premio a Rodolfo Oroz, un académico de la lengua que despreciaba la literatura, cuando la favorita era la gran María Luisa Bombal.
El Premio Nacional reconoce a quienes han destacado por su excelencia, creatividad, aporte trascendente a la cultura nacional y al desarrollo del saber y de las artes. Valoramos que, este año, extraordinariamente, el jurado del Premio esté compuesto mayoritariamente por mujeres, pero sabemos también que la premiación de una escritora todavía es una excepción a la regla histórica (las cifras son indesmentibles). Instamos, entonces, a Consuelo Valdés, ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a Adriana Valdés y María Isabel Lara, ambas designadas por dicho ministerio, y a la más reciente galardonada, Diamela Eltit, así como a los demás integrantes del jurado a construir una nueva historia cultural en Chile eligiendo a una de nuestras grandes poetas.

 
Captura de pantalla 2020-07-15 a la(s) 1

Alimentos para vivir

Libros para sostener la vida

A raíz de la agudización de la pandemia y sus graves secuelas sanitarias y económicas, que como siempre, afectaban con mayor severidad a las poblaciones más precarizadas, el colectivo auch! se planteó la necesidad de responder a esa contingencia de manera solidaria y a la vez política, poniendo de relieve la insuficiencia de apoyo del gobierno. Se inició una campaña de donación de libros, para ser incluidos en las cajas de alimentos y ollas comunes vecinales de los sectores más vulnerables de la capital.

Los libros donados incluyeron narrativa, poesía, textos escolares,gráfica (comics) ensayos, de arte, etc.

 
8M%203_edited.jpg

Marcha 8M Proclama Auch, 2020

"Las escritoras feministas venimos marchando por las calles, para resistir en esta fecha que conmemora las luchas de las mujeres trabajadoras en el mundo. Como escritoras nos sumamos a las músicas, las cantantes, las bailarinas, las  audiovisualistas, las performanceras, las pintoras, las actrices y a todas las mujeres en sus amplias diferencias: trabajadoras,  indígenas, feministas, migrantes, estudiantas, obreras, dueñas de casa, primera línea, cesantes, pensionadxs, viejxs, lesbianas, no binaries, transexuales, madres, niñas.

Marchamos por las calles juntas, porque queremos transformar de manera radical esta sociedad patriarcal, jerárquica y desigual. Portamos la memoria de quienes lucharon antes que nosotras. Nuestras ancestras nos impulsan para seguir, son sabiduría y cultivo feminista.  Anhelamos en esta revuelta política, social y cultural construir una vida buena, un buen vivir, entre todas, lejos de la precariedad e inhumanidad que nos impone este neoliberalismo capitalista, racista, sexista, clasista, homofóbico. En estos días queremos imaginar una constitución feminista que nos permita cambiar  de raíz la falsa, vergonzante y corrupta democracia que esta clase política masculinista, autoritaria  nos ha impuesto en estos treinta años.

Marchamos hoy reconociendo que las mujeres siempre hemos estado en primera línea durante estos treinta años. Lo hemos resistido todo. Y en este presente, desde el 18 de octubre del 2019, nuestros cuerpos también son las cajas de resonancia de cada uno de lxs  muertxs, de lxs presxs, de lxs heridxs, de quienes han dejado los ojos, la piel y la sangre por estas mismas calles que venimos recorriendo. Por las torturadxs, mutiladxs, golpeadxs, secuestradxs.

Marchamos contra la violencia estructural hacia las mujeres, la que se ha naturalizado y por ello contestamos de manera  activa, clara y definitiva. Somos las rebeldes y nos declaramos en abierto desacato contra las múltiples violencias que experimentamos diaria y cotidianamente.  Decimos no a la precariedad laboral, no al salario desigual,  no a la triple jornada, no a las pensiones de miseria, no a los femicidios, no a los crímenes de odio contra lesbianas, no al extractivismo genocida del territorio-cuerpo de las indígenas, no a la maternidad obligatoria, no a la discriminación de clase, raza, etnia, edad, capacidades diferenciadas. Decimos sí, un gran sí, a nuestras rebeldías ilimitadas, a nuestras complicidades irrenunciables, a nuestros posicionamientos contestatarios en favor del aborto libre, seguro y gratuito, porque nuestros cuerpos son el primer territorio de ciudadanía  y  decimos  un sí  definitivo a los feminismos que nos abren las puertas de la transformación y de nuestra libertad como sujetas humanas."

 

Este video fue realizado por el colectivo auch! en el día contra la violencia de género, para denunciar la violencia político sexual que ejerce las FFAA dentro del contexto del estallido social en Chile, octubre 2019. 

Porque la violencia del patriarcado es estructural y nos daña desde que nacemos/ Porque el sistema neoliberal y capitalista cosifica y explota a las mujeres y niñas/Porque en tiempos de estallido social la represión policial y militar se ensaña con nosotras y todos los cuerpos feminizados/ Porque escribir es hacer memoria la lucha de nuestras ancestras/ hoy gritamos fuerte: No a la violencia político sexual y contra toda impunidad

Colectivo feminista de escritoras chilenas/AUCH!

 

Este video fue realizado por el colectivo a raíz de la fuerte represión vivida por parte de las FFAA a los manifestantes del estallido social chileno en octubre 2019. Diversos escritores de todo el mundo se hicieron parte reclamando el cese de la violencia de Estado. Entre ellos Isabel Allende (Chile), Rosa Montero (España), Ariel Dorfman (Chile), Samanta Schweblin (Argentina), Gioconda Belli (Nicaragua), Mario Montalbetti (Perú) y Santiago Roncagliolo (Perú), piden al presidente de Chile, Sebastián Piñera, que respete las demandas ciudadanas 

 

Este video fue parte de la performance del colectivo auch! realizada en la inauguración del FAS ( Festival de autores) 2019. El video fue proyectado en el escenario, mientras que la música y voz fue parte de un show en vivo realizado por la poeta Paula Ilabaca y la cantante Alex June. El video fue realizado por el documentalista Iván Krug

 

©2019 por Autoras chilenas. Creada con Wix.com